Michel Bras

Bras es un apasionado del territorio como concepto creativo. Defensor de la sostenibilidad y la biodiversidad, descarta la jerarquía en la cocina: prefiere ver a los miembros de su equipo como “colaboradores creativos”. Aprendió a cocinar en el restaurante de sus padres, Lou Mazuc; se cultivó en filosofía culinaria y fotografía. Cuando aún era un joven cocinero tuvo el audaz sueño de crear un restaurante “en la mitad de la naturaleza”, su gran amor e inspiración. En 1992 cumplió su deseo con la apertura de Bras, un hotel restaurante emplazado en un paraje silvestre de Aubrac (Francia). Tres estrellas Michelin más tarde, Bras sigue tan devoto como siempre de la magia que encuentra en su tierra y en el universo vegetal, fiel al encanto de lo natural y auténtico.