Preguntas frecuentes

Generales

¿Qué es el Basque Culinary World Prize?
El Basque Culinary World Prize (BCWP) es un premio internacional creado para distinguir a chefs con iniciativas transformadoras. Promovido desde 2016 por el Basque Culinary Center (BCC) y el Gobierno Vasco, el galardón celebra la fuerza que tiene la gastronomía como motor de cambio.

La iniciativa reconoce la evolución alcanzada por la gastronomía luego de que una generación de chefs comprendiera que podía multiplicar la dimensión de su profesión, integrando sensibilidades y aptitudes sobre un terreno abonado por el intercambio; y, muy especialmente, que se podía contribuir con la sociedad más allá de la cocina.

El BCWP subraya el trabajo de hombres y mujeres que deciden aprovechar la cocina para incidir en su sociedad, implicándose en proyectos desarrollados en campos como el de la innovación culinaria, la salud, la nutrición, la educación, medio ambiente, desarrollo social o, en general, a través de acciones que impacten positivamente en la industria alimentaria.

El premio está dotado con 100.000 euros. El ganador deberá destinarlos a un proyecto que demuestre el efecto multiplicador y transformador de la gastronomía.

Chefs de cualquier nacionalidad pueden ser nominados al premio a través de la web www.basqueculinaryworldprize.com. Cualquier profesional del gremio gastronómico puede realizar una nominación.

¿Qué constituye un chef con “iniciativas transformadoras”?
Cuando hablamos de transformación, hablamos de cambio. Por tanto, al Basque Culinary World Prize le interesa identificar a personajes con vocación transformadora cuyo trabajo propicie cambios relevantes en ámbitos como el de la educación, salud, nutrición, medio ambiente, tecnología, innovación, emprendimiento, industria, desarrollo social o económico, entre otros.
¿Qué no es el Basque Culinary World Prize?
Un premio exclusivo para chefs con proyectos caritativos o sólo sociales. Apostamos también por el desarrollo, la innovación, la investigación y la creatividad. Al final de cuentas, la transformación que un cocinero es capaz de propiciar no se restringe al ámbito de la beneficencia ni a lo meramente social. Entendemos que se trata de un fenómeno amplio, diverso y multiplicador.
¿Cuál es la línea temporal del premio?
El proceso de recepción de nominaciones permanecerá abierto hasta el 31 de mayo de 2018. Las candidaturas serán analizadas en primer lugar por un Comité Técnico compuesto por académicos y expertos en gastronomía. El nombre de los 10 finalistas del premio será anunciado por el Comité el 2 de julio. Posteriormente, en el marco de la reunión anual del Consejo Asesor del Basque Culinary Center, el jurado deliberará y elegirá al ganador (por voto mayoritario), que será anunciado el 24 de julio. La gala de entrega del BCWP se llevará a cabo el 25 de octubre en el País Vasco.
¿Quién promueve el premio?
El premio es otorgado por el Basque Culinary Center (BCC) y el Gobierno Vasco. El BCC fue fundado en 2011 con el respaldo de algunos de los chefs más influyentes del mundo para promover la educación, la investigación y la innovación en gastronomía. Con esto, el BCC promueve un entendimiento más profundo de lo que es la cocina hoy, invitando a reflexionar sobre el rol que juegan los cocineros en la actualidad así como la forma en que la gastronomía puede servir como fuerza transformadora en la sociedad.

El Gobierno Vasco, por su parte, promueve el premio desde el marco de la Estrategia Euskadi-Basque Country, una marca de país que cuenta con el apoyo y la participación de todas las instituciones vascas, que promueve a Euskadi desde valores intrínsecos como la cultura del esfuerzo, el compromiso, la capacidad de superación,  la vocación por la transformación o la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

¿Es un premio convocado anualmente?
Este es el tercer año consecutivo que se convoca. Al cierre de cada edición se evaluará un nuevo cronograma.
¿Quién financia el premio?
El premio es una iniciativa público-privada.

Proceso de nominación y evaluación

¿Cómo se nomina a un cocinero o a una cocinera?
La nominación de candidatos se realiza completando un formulario al que se accede en la web  www.basqueculinaryworldprize.com
¿Quién puede nominar?
Cualquier profesional del ámbito gastronómico. El conocimiento de la comunidad gastronómica, como colectivo con fuerza y voz, es determinante para descubrir a personajes con iniciativas transformadoras que pudieran no ser conocidos públicamente. Insistimos, en ese sentido, en animar la participación del gremio en el proceso de nominaciones.
¿Qué perfil debe considerarse a la hora de nominar a un candidato?
Un chef puede ser nominado por su trabajo en proyectos específicos como por acciones sostenidas en favor de su entorno. Buscamos a personas transformadoras, es decir, a cocineras o cocineros capaces de generar cambios en ámbitos como el de la educación, salud, nutrición, medio ambiente, tecnología, innovación, emprendimiento, industria, desarrollo social o económico, entre otros.
¿Puede un chef nominarse a sí mismo para el premio?
No, los chefs deben ser nominados por profesionales activos del sector gastronómico, instituciones o entidades del sector.
¿Pueden volverse a nominar este año a cocineros o cocineras nominados en 2018, incluso si estuvieron entre los finalistas de 2017?
Sí, en especial si el trabajo de dicho nominado genera avances en el tiempo que merecen incluirle en una nueva consideración. La única excepción serían los ganadores de ediciones anteriores del Basque Culinary World Prize, ya que una misma persona no puede recibir el premio en dos ocasiones.
¿Qué se hace con la información de las personas que nominan?
 Se protege. El BCWP no hará publica la información sobre quienes nominan. De este modo, ni el Comité Técnico ni el Jurado podrán ser influenciados: reciben la información sobre los cocineros validada y procesada por la secretaría del premio, sin el detalle sobre quién nomina a quién.
¿Puede una persona nominar a más de un candidato?
Sí, una persona puede nominar a tantos candidatos como desee.
¿Tienen los nominados que estar trabajando en una cocina actualmente?
No necesariamente. Deben tener, sin embargo, un background en cocina..
¿Deben ser los nominados chefs cualificados?
No se estipula que los chefs tengan que tener una cualificación académica específica, pero deben ofrecer un bagaje profesional como cocineros.
¿Cómo se verificará que la información proporcionada sobre los chefs nominados es precisa y rigurosa?
La secretaría del BCWP validará la información ofrecida en las nominaciones. Investigará y elaborará un informe pormenorizado con toda la información necesaria para la valoración individual de cada candidatura, primero por parte del Comité Técnico –en el que se deciden 10 finalistas- y luego por el Jurado.
¿Pueden nominar los miembros del BCC, de su Patronato, Comité Internacional, el Comité Técnico o el Jurado del BCWP?
No.
¿Cómo se deliberará el premio? ¿Tendrán más peso unos criterios de valoración sobre otros, por ejemplo, la excelencia gastronómica o responsabilidad social?
El ganador tiene que expresar, con sus acciones, el poder transformador de la gastronomía, con proyectos ligados a temas como la innovación culinaria, la salud, la nutrición, la educación, medio ambiente, desarrollo social o, en general, a través de acciones que impacten positivamente en la industria alimentaria. El Jurado del premio deliberará hasta encontrar a quien mejor represente la consigna del BCWP.
¿Puede ser nominado alguno de los miembros del BCC, de su Patronato, Comité Internacional, el Comité Técnico o el Jurado?
No.
¿Se tomará en cuenta el número de nominaciones que reciba un candidato al decidir a los diez chefs que serán postulados al Jurado?
No, el objetivo del proceso de nominación es reunir nombres de potenciales ganadores. Si una persona es nominada una vez o recibe decenas de nominaciones, su nominación recibirá la misma consideración por el Comité Técnico del premio.

Sobre el Jurado

¿Quién integra el Comité Técnico en 2018?
Xavier Medina, doctor en Antropología Social y director de la Cátedra UNESCO ‘Food, Culture and Development’; Jorge Ruiz Carrascal, catedrático en el Departamento de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca); Pia Sörensen, responsable del programa de Ciencia y Cocina de la Universidad de Harvard; Carlos Zamora, cocinero, empresario y consultor español, e Iñaki Martínez de Albéniz, doctor en Sociología y profesor de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).
¿Quién integra el Jurado en 2018?
El Basque Culinary World Prize será otorgado por un jurado conformado por miembros del Consejo Internacional del BCC, presidido por el chef Joan Roca (España). Incluye a personalidades como Gastón Acurio (Perú), Massimo Bottura (Italia), Dominique Crenn (US), Yoshihiro Narisawa (Japón) y Enrique Olvera (México), entre otros. A ellos se sumará la ganadora del II Basque Culinary World Prize, la colombiana Leonor Espinosa, así como expertos de referencia en otras disciplinas, como Ruth Reichl, editora y otrora responsable de la crítica gastronómica del The New York Times, y el cineasta David Gelb, creador de la exitosa serie documental de Netflix Chef’s Table.
¿Cómo tomará la decisión el Jurado?
El Jurado del premio votará al ganador entre la lista de finalistas en un encuentro cerrado, a realizarse durante la reunión anual del Consejo Internacional de Basque Culinary Center. Desde una perspectiva interdisciplinaria, se valorará el perfil de los candidatos independientemente de su nivel de notoriedad; se considerará su trabajo, la relevancia de sus proyectos, el impacto generado y el contexto en el que se llevan a cabo.
¿Qué cualificación tienen estos cocineros para decidir sobre el ganador de este premio?
El Consejo Internacional del Basque Culinary Center es el mejor ejemplo de cómo la gastronomía puede constituir una fuerza transformadora. Sus miembros resumen de forma ejemplar la vocación de este premio, habiendo sido capaces de impulsar una manera distinta de asumir la cocina. Por ello son los más indicados para conformar un Jurado en el que se incluyen a expertos en otras áreas, para elegir al ganador desde un enfoque interdisciplinario.
Si el Jurado conoce a alguno de los 10 finalistas o incluso trabaja con ese cocinero, ¿puede afectar al proceso de elección?
En caso de que un jurado trabaje o esté asociado con alguno de los candidatos, se abstendrá de la ronda de votación de dicho candidato.
¿Cómo pueden estimularse las nominaciones de chefs en países menos conocidos por su ‘expertise’ culinario?
Cualquier persona directamente implicada en el mundo de la gastronomía puede nominar a candidatos de cualquier país a través de la web del Basque Culinary World Prize. También se anima a las instituciones académicas a ello. A través de estas redes, se espera identificar a los chefs con una menor notoriedad pública.
 

Sobre el premio

¿Quién puede ganar el premio?
El premio puede ganarlo cualquier cocinero o cocinera con iniciativas transformadoras que impacten positivamente a la sociedad, independientemente de su nivel de notoriedad o procedencia. Para ser considerados, los candidatos deben contar con una trayectoria profesional en el ámbito de la gastronomía y estar involucrados en acciones concretas. Se considerará su trabajo, la relevancia de sus proyectos, el impacto generado y el contexto en el que se llevan a cabo.
¿Puede haber un empate?
No.
¿Qué premio recibe el ganador?
El ganador tendrá la posibilidad de donar 100.000 euros a un proyecto transformador de su elección, en línea con los criterios expuestos por el Basque Culinary World Prize.
¿Cómo se garantizará que los 100.000 euros se utilizarán de modo adecuado y no para fines comerciales?
Tras informar al ganador de que ha sido galardonado con el BCWP, se examinará el proyecto propuesto para comprobar en qué grado su aportación es valiosa para la transformación de la sociedad a través de la gastronomía. Puede ser, por supuesto, un proyecto en el que el chef esté asociado, pero no puede suponer ningún beneficio comercial directo para el ganador. El uso posterior y detallado de los recursos deberá documentarse. Los promotores velarán por el buen uso de la aportación.